mayo 23, 2018

(0) Comentarios



MaloRegularBuenoExcelenteExtraordinario (Votos totales 0)
Loading ... Loading ...

Tomado de www.fueradelimites.com

Parecía que con las dificultades económicas sufridas durante los últimos años, la construcción de campos de golf sufriría un buen receso y no contaríamos con muchas novedades en el futuro más inmediato.

Al menos esa era la impresión que teníamos unos cuantos, sin embargo al leer los planes de Troon Golf, Waterstudio.NL y Dutch Docklands uno no puede más que abrir los ojos de par en par y quedarse de piedra ante la pantalla: ¡Un campo de golf flotante!

El campo de 18 hoyos se construiría en las Maldivas, en el Océano Índico, y a parte de ser el primero en la historia del golf estaría previsto que no tuviera ningún impacto negativo en el medio ambiente. Toda la energía necesaria para su funcionamiento sería de origen solar (afortunadamente el proyecto no es en Escocia), mientras que en su desarrollo se emplearían técnicas de desalinización y enfriamiento del agua sostenibles.

¿Y cómo se jugará en un campo así? Contando con varias plataformas flotantes por hoyo, tendremos que pegar desde el tee de salida a la siguiente plataforma, y desde esa al green. Nos libramos de posibles fuera de límites porque si fallamos la salida veremos nuestra bola hundirse en el mar. Para caminar de plataforma a plataforma tendremos túneles subterráneos, que además se conectarán con varios hoteles de la zona. Mientras que Waterstudio.NL ha sido la encargada de diseñar el proyecto, la ingeniería está siendo llevada a cabo por Dutch Docklands. Troon Golf hará el diseño del propio campo de golf.

Uno de los principales activos con los que cuentan las Maldivas es el turismo. El cambio climático está afectando negativamente a estas islas que ya cuenta con que en el futuro tendrá que realojar a muchos de sus ciudadanos por el incremento del nivel del mar. Este campo estará situado a tan solo cinco minutos del Malé International Airport, por lo que muchas personas que sufran un retraso podrán pasarse a jugar por el único campo del mundo en forma de islas.

¿Inconvenientes? Para empezar el coste del proyecto, que superaría con creces el de un campo de golf “convencional”. El hecho de que los jugadores no puedan caminar bajo el sol o la ausencia total de cualquier tipo de brisa (aún estando en el mar) durante gran parte del recorrido pueden perjudicar el futuro del proyecto. Sin embargo el simple hecho de tratarse de algo único en el mundo hará que muchos se desplacen para probar algo totalmente distinto. Si el negocio es rentable, podríamos estar ante el primero de muchos campos de este tipo. Si construyen uno en Canarias, ¡yo me apunto!

 

admin