julio 31, 2012

(0) Comentarios



MaloRegularBuenoExcelenteExtraordinario (Votos totales 0)
Loading ... Loading ...

cronicagolf.com

Durante años no hubo más directiva sobre el tamaño y el peso de una bola de golf que el criterio del fabricante o del jugador que las encargaba, en el caso de los más pudientes.

La llegada de la bola de gutapercha, primero, y posteriormente la Haskell favoreció la uniformidad de las bolas porque ambas podían ser fabricadas en serie. Hasta 1920 no se emitió una regla que regulara el peso y el tamaño de la bola, en este caso 45,9 g y 41,1 mm (1,62 onzas y 1,62 pulgadas), pero a partir de ese momento los criterios de la USGA y del R&A divergieron. En los años 30, la USGA reguló que la bola debía tener un peso máximo de 45,9 g y un diámetro mínimo de 42,6 mm, en tanto que el R&A mantuvo el mismo peso y diámetro que en las reglas de 1920.

La bola del R&A pasó a ser conocida como bola europea, bola del Open Británico (o simplemente bola británica) o bola pequeña, mientras que a la de la USGA se la conoció como bola americana. Hasta 1990 no se produjo la unificación mundial, adoptándose el estándar americano, pero el R&A prohibió el uso de la bola pequeña en el Open Championship a partir de la edición de 1974, celebrada en Royal Lytham.

admin