abril 11, 2019

(0) Comentarios



MaloRegularBuenoExcelenteExtraordinario (Votos totales 0)
Loading ... Loading ...

 Rocío Pomares ten.golf

 Estamos en momento de descanso de los grandes torneos. El exceso de entrenos y competiciones puede tener efectos negativos sobre la actitud de los golfistas y se hace necesario cargar pilas para poder competir de nuevo con intensidad.

 cerebropesas

La actitud es parte de la ecuación ganadora de un jugador y es básico trabajarla. Es cierto que la mayoría de los golfistas de alto nivel tiene muchísimo talento, pero incluso a estos niveles, una actitud inadecuada puede ensombrecer al más talentoso de los jugadores, y es que no sólo es el combustible que ayuda a jugar con mayor intensidad sino que también genera en el jugador la capacidad para desarrollar diferentes habilidades mentales para hacer frente a la lucha interna de emociones a las que nos reta este deporte.

 

Para ganar esa batalla, es importante hacernos mentalmente más fuertes. Aquí os dejo tres puntos importantes a tener en cuenta para desarrollar una actitud mental más útil y positiva:

 

 

 

La Actitud es una elección. Sabemos que lo importante no es lo que ocurre sino cómo reaccionamos antes lo que ocurre, por ello no podemos dejar que nuestro rendimiento determine nuestra actitud, sino que debe ser nuestra actitud la que determine nuestro rendimiento. Para ello es necesario cambiar las creencias acerca de los fracasos, no rendirse nunca y enfrentarse a ellos como retos y oportunidades para mejorar.

 

 

 

Cree en ti. Muchas veces, y especialmente en los momentos más difíciles solemos tener una extraña tendencia a la “autodestrucción”. Es ahí cuando más necesitamos animarnos, recordarnos nuestras fortalezas, éxitos conseguidos y crear un monólogo interior positivo donde nuestros pensamientos giren en torno al “Yo Puedo”.

 

 

 

Confórmate con dar lo mejor de ti mismo. Puedes marcarte el reto de ganar, pero sabemos que es algo que no puedes controlar, e invertir demasiada energía en ello y no conseguirlo puede llegar a ser muy frustrante y desmotivante. Por ello es muy importante marcar objetivos específicos basados en el proceso, en la actitud que necesitas en cada golpe para conseguir un buen resultado y en disfrutarlo. Nunca puedes obligarte a ganar, pero si a dar todo lo que está en tu mano para que salga lo mejor posible.

admin