abril 12, 2019

(0) Comentarios



MaloRegularBuenoExcelenteExtraordinario (Votos totales 0)
Loading ... Loading ...

La segunda fue suspendida por falta de luz a las 6:44 p.m. Los jugadores deben estar en posición a las 7:30 a.m. de este sábado

Por Germán Rozo, Oficial de Medios

germanrozo@pgatourmail.com

 clodo

El argentino Clodomiro Carranza durante la segunda ronda del Molino Cañuelas Championship 2019 este viernes en el Cañuelas Golf Club. (Crédito: Enrique Berardi/PGA TOUR)

BUENOS AIRES, Argentina – La paridad ha sido el sello que ha marcado la pauta en estas dos primeras rondas del Molino Cañuelas Championship, segundo evento de la temporada 2019 de PGA TOUR Latinoamérica y evento inicial de la quinta edición del Zurich Argentina Swing.

Seis jugadores empatan en lo más alto del tablero de líderes con un total de 7-bajo par. Cinco de ellos ya concluyeron sus respectivas rondas, mientras que el colombiano Andrés Echavarría tuvo que suspender su presentación por falta de luz a las 6:45 p.m. El ex campeón de PGA TOUR Latinoamérica tendrá la posibilidad de tomar la punta en solitario de lograr un corto putt para birdie que dejó en el hoyo 9 su último hoyo de juego.

Echavarría y otros dos grupos más de juego tendrán que estar en posición este sábado a las 7:30 a.m. para concluir sus recorridos. Posterior a eso se efectuará el corte, que está en 142 golpes, 2-bajo par, y se dará paso a la tercera ronda con salidas a partir de las 8:30 a.m.

Regresando a lo sucedido este viernes en el Cañuelas Golf Club, en horas de la mañana el inglés Will Roebuck, el estadounidense Ryan Baca y el canadiense Wil Bateman llegaron llegar a la cima con totales individuales de 7-bajo par 137. A ellos se sumó en la tarde el argentino dos veces ganador en el Tour, Clodomiro Carranza, el estadounidense Patrick Flavin y el ya mencionado Echavarría.

Hay ocho jugadores ubicados a un solo golpe de este interesante grupo de punteros, mientras que separados por dos se encuentran otros siete jugadores, abriendo un abanico grande de candidatos para el fin de semana en el par-72 diseñado por Emilio Serra.

“Las salidas se retrasaron 40 minutos y es un campo en el que no se puede jugar rápido. Llegamos con la última luz del día y la verdad los greens estaban muy pisados. Preferí marcar la bola porque no veía nada. Me siento cómodo y aunque no todo es perfecto tengo un plan de juego. Estoy tratando de evitar los bunkers”, dijo Echavarría, quien viene de empatar el puesto 35 en el Buenaventura Classic.

Por su parte, Roebuck, quien fue el último jugador en ingresar al field el lunes a la noche, finalizó su ronda con águila para firmar un positivo 67. “Tuve un gran día sobre el green a pesar de que no sentí que le pegué bien a la bola”, dijo el inglés de 32 años, quien ya fue miembro del Tour en 2016. En ese año jugó 13 eventos y superó solo tres cortes.

Una de las grandes sorpresas de la semana la han dado los novatos Ryan Baca y Patrick Flavin (fue medallista del Torneo de Clasificación en Brasil). Los dos han demostrado que pueden ser protagonistas este año y en Cañuelas puede ser un primer paso para eso. “Debo haber metido más de 100 pies de putts, la verdad que no estuve muy preciso desde el tee pero luego me salvé y metí mucho”, dijo Baca, oriundo de Texas, Estados Unidos.

Carranza hoy se presentó con un 6-bajo par 66 en parte gracias a un comienzo fantástico de cuatro birdies en los primeros seis hoyos. “Aproveché los par-5 y tengo la ventaja de haber jugado muchas veces este campo en el pasado”, señaló el ganador del Zurich Argentina Swing en 2018. El jugador de Córdoba ya sabe lo que es ganar en el Cañuelas Golf Club. En 2017 se impuso en la cita cumbre del Ángel Cabrera Tour.

 

crojas