marzo 20, 2020

(0) Comentarios



MaloRegularBuenoExcelenteExtraordinario (Votos totales 0)
Loading ... Loading ...

FÉLIX OLIVO

Santo Domingo, RD

 

Podemos decir que todo sucedió bajo un “Efecto Dominó”. Uno a uno, los diferentes Tours fueron posponiendo o cancelando eventos, y al día de hoy el panorama luce gris (casi negro) para el golf, debido a la crisis mundial que ha provocado la enfermedad del Coronavirus.

playersflag-wide-847-getty

El primero que alertó acerca de la situación fue el Tour Europeo cancelando el Kenya Magical Open, luego vino el Hero Indian Open, el Maybank Championship, y el Volvo China Open, y de ahí en adelante el mundo del golf empezaba a ver que ciertamente se venía una vorágine de posible eventos cancelados o pospuestos. La NBA, MLB, MLS, NCAA, Formula 1 y otros deportes suspendieron su accionar, lo cual no fue ajeno al Comisionado del PGA Tour, Jay Monahan, y tras jugar la primera ronda de The Players Championship (su Super Bowl según sus propias palabras), la primera decisión fue continuar el torneo, pero sin público, a partir de la segunda ronda. Lo mismo pasaría con todos los eventos de las giras propiedad del PGA Tour (Champions, Korn Ferry, Latinoamericano, McKenzie-Canada y China). Luego, en un anuncio realizado alrededor de las 12 del mediodía del viernes, el mundo supo también que quedaba pospuesto nuestro evento, el Corales Puntacana Resort and Club Championship. Horas después la LPGA también cancela sus siguientes seis torneos (Honda LPGA Thailand, HSBC Women’s World Championship, Blue Bay LPGA, Volvik Founders Cup, KIA Classic y un major, el ANA Inspiration). Posteriormente Monahan anuncia lo peor: se desestima jugar sin público y son cancelados o pospuestos varios torneos: The Players, Valspar Championship, WGC-vzDELL Technologies Match Play (junto al Corales), y el Valero Texas Open. Luego el Augusta National anuncia la posposición del Masters, primer major del año y uno de los torneos que mas atención concita en la afición del golf, y apenas ayer el Tour canceló cuatro eventos mas: el RBC Heritage, el Zurich Classic of New Orleans, el Wells Fargo Championship, y el AT&T Byron Nelson. Además, la PGA de América pospuso el PGA Championship para una fecha que se anunciará luego, mientras que la USGA mantiene la fecha del US Open (18 al 21 de junio).

 

Así las cosas, solo queda esperar qué va a pasar. Todos sabemos el impacto económico que supone esto para los diferentes tours, las comunidades donde se celebran, y ni hablar de los jugadores (recuerden que ellos no tienen contratos garantizados y solo generan dinero jugando). Desde mi óptica, veo varias interrogantes con respecto al futuro inmediato: Con un calendario tan apretado (este año hay Olimpíadas y Ryder Cup, ¿cuándo se jugará el Masters? Otra cosa es acerca de los otros Majors, y como se resolverá el tema de los ranking mundiales y las clasificaciones a algunos eventos. El panorama luce complicado pues The Tour Championship (cierre de la FedEx Cup) es la última semana de agosto. ¿Se rodará la temporada dos meses para concluir en octubre y acomodar los eventos pospuestos? Otra posibilidad sería ver si los torneos pospuestos se cancelan definitivamente y se sigue con el calendario actual cuando se reanuden las acciones. Sólo el tiempo lo dirá. Lo cierto es que no quisiera estar en los pantalones de los comisionados, pues les quedan meses y decisiones a tomar súper difíciles. En el país, ya varios eventos fueron pospuestos (Corales, Puerto Plata DR Open, Copa CAM, Player’s Challenge, y el Bahía Príncipe Open, entre otros). Esperamos sólo llegue hasta ahí.

admin