junio 20, 2020

(0) Comentarios



MaloRegularBuenoExcelenteExtraordinario (Votos totales 0)
Loading ... Loading ...

Ortiz está a tan solo un golpe, los mexicanos son protagonistas de un apretado tablero de posiciones que también incluye al chileno Joaquín Niemann.

PGA TOUR Communications

??????????

Abraham Ancer: Sam Greenwood/Getty Images

HILTON HEAD, Carolina del Sur – Una vez más Abraham Ancer se pone en posición de lograr su primera victoria en el PGA TOUR. El mexicano es uno de los cuatro líderes que tiene el RBC Heritage con tan solo 18 hoyos por disputar.

En su tercera ronda, el jugador de 29 años registró una tarjeta de 6-bajo par 65 que le permitió llegar a lo más alto del tablero de posiciones, ahora con un score acumulado de 15-bajo par. Junto a él están los estadounidenses Tyrrell Hatton, Ryan Palmer y Webb Simpson. Otro mexicano, Carlos Ortiz, está a tan solo un golpe del lidera luego de firmar un 63.

Ambos jugadores se ponen en posición de la que sería su primera victoria en el TOUR, algo que no suele ser raro en el RBC Heritage. Las últimas cuatro temporadas el evento que se disputa en Hilton Head ha visto coronarse a jugadores que hasta ese momento no habían podido conseguir títulos en el circuito estadounidense.

“Fue una ronda muy sólida. Pegué muy bien desde el tee y definitivamente el juego con los hierros fue clave”, aseguró Ancer. “Estoy muy contento con eso. No estuve muy fino con el putt pero creo que la mayoría de los jugadores están luchando esta semana un poco con los greens. Son difíciles de leer”.

“En general estoy muy contento con mis resultados. Todo lo que busco es darme una oportunidad el domingo. Me puse en esta posición gracias a la distancia que he ido logrando con mis golpes y mañana trataré de hacer el menor score posible”.

Ancer viene de empatar el puesto 14 en el Charles Schwab Challenge, evento que marcó el retorno del golf tras la pandemia del coronavirus. Ese fue su quinto top-25 en doce torneos disputados este año. El mexicano tiene un par de segundos lugares en sus últimas 15 presentaciones desde el Northern Trust de la temporada pasada.

“Creo que he tenido varios momentos que me han ayudado bastante. Uno de ellos fue la victoria en el Australian Open, iniciar el domingo con el liderato y mantenerlo hasta el final fue agradable. Me dio mucha confianza”, adicionó. “De igual manera la Presidents Cup fue un torneo en el que tienes muchos nervios. La presión está prácticamente en cada golpe. Esos torneos me han ayudado a sentirme cómodo”.

Ancer está jugado su torneo No. 90. del PGA TOUR esta semana, mientras que Ortiz juega su No. 105. El segundo de los mencionados fue uno de los seis jugadores que registró este sábado una tarjeta de 63 golpes. Entre esos está el chileno Joaquín Niemann, quien ahora empata el octavo lugar con un total de 13-bajo par. El venezolano Jhonattan Vegas y el colombiano Sebastián Muñoz firmaron rondas de 2-bajo par y están también entre los mejores 30 de la general.

“Creo que la gente tiene hambre. Quieren ganar dinero así que todos tratan de jugar bien”, dijo Ortiz riendo. “Simplemente creo que las condiciones son ideales y no prácticamente no había nada de viento. Los greens están suaves así que todos atacamos las banderas. Una vez te pones en posición desde el tee tienes muchas posibilidades de dejarla cerca”.

Ortiz empezó el día con águilas en los dos primeros par-5s. En el primero de ellos embocó un putt de cuatro metros y medio. El jugador de 29 años volvió a jugar golf hace tan solo tres semanas luego de romperse el dedo meñique izquierdo cuando una pesa le cayó en su pie mientras se entrenaba en el gimnasio. Tras el accidente tuvo que usar una bota por un periodo de seis semanas.

“Solo quiero volver a jugar y sentirme cómodo”, dijo. “Le dije a mi caddie vamos a jugar. Buscamos encontrar el juego y de apoco retomar la confianza. Eso es lo que hicimos, simplemente nos mantuvimos pacientes y los buenos tiros empezaron a llegar”.

Por su parte, Niemann hizo algunos buenos tiros que lo llevaron a hacer siete birdies en sus primeros diez hoyos. Acertó los primeros diez greens y solo necesitó 13 putts, uno de ellos de casi siete metros en el hoyo cinco. En la vuelta añadió birdies en el 10 y en el 15, donde también embocó un largo putt de algo más de seis metros.

Esta fue su decimosexta ronda libre de bogeys en el TOUR y la quinta de 63 golpes o menos.

“Esta es mi primera vez aquí y realmente me gusta. No sé porqué no había venido antes”, dijo Niemann. “Creo que es un campo que se acomoda a mi juego. Es muy divertido. Tienes que acertar en cada tiro. Crecí jugando en campos como este. Muy ajustados desde el tee así que tienes que mover bastante bien la bola”.

Y es que parece que el campo del RBC Heritage se acomoda bastante bien a los tres jugadores latinoamericanos. No será raro ver a alguno de estos jugadores poniéndose mañana la chaqueta Tartan que condecora al campeón en Hilton Head.

“Es algo con lo que siempre he soñado”, sostuvo Ortiz. “Siento que hice un gran trabajo el año pasado poniendo en contienda en algunas oportunidades. Creo que hice la tarea estos tres días y espero que mañana tenga alguna posibilidad. Saldré a disfrutar mañana. Estoy feliz”.

 

crojas