febrero 13, 2021

(0) Comentarios



MaloRegularBuenoExcelenteExtraordinario (Votos totales 0)
Loading ... Loading ...

El venezolano Jhonattan Vegas (159° en la FedEx Cup), quien fue el único representante latinoamericano este fin de semana en California, no tuvo una jornada muy destacada.
Este sábado, Vegas marcó una ronda de 74 golpes (+2), para llegar a un total de 217 toques (+1), que lo ubica en un empate por el puesto 59° de la tabla general en Pebble Beach. Este domingo intentará ganar más terreno y ascender importantes posiciones en el casillero.

 

Tomado de: www.tudiscovery.com/golf-channel-latin-america
 GettyImages-1302006575
Jordan Spieth: Getty Images

El estadounidense está buscando su primera corona en el PGA Tour desde The Open 2017.

Decíamos que un buen torneo puede ser coincidencia, pero dos eventos -y al hilo- ya es una tendencia.

Es que Jordan Spieth quiere decirle al mundo que regresó por sus fueros, y pese a que este sábado debió batallar para mantenerse en la cima del AT&T Pebble Beach Pro-Am. Eso lo hace aún más meritorio, ya que el ex número uno del mundo está buscando su primera victoria oficial desde The Open 2017.

La semana pasada llegó como líder a la ronda final del Waste Management Phoenix Open, pero los nervios lo traicionaron y terminó en el cuarto lugar del torneo, que aunque fue muy positivo, no era lo que todos esperaban tras su impresionante sábado. Pero poco a poco, el texano aguantó un día complicado en el siempre desafiante Pebble Beach Golf Links, y recuperó la cima que había cedido durante la vuelta con un águila de otro planeta en el par-4 del hoyo 16 desde unas 250 yardas, recordando sus tiempos de tiros increíbles cuando era el mejor del planeta.

De esta manera, Spieth anotó una ronda de 71 impactos (-1), que incluyó tres birdies, cuatro bogeys y ese salvador eagle. Su score acumulado es de 203 palos (-13), superando por dos tiros a cinco escoltas en el recorrido californiano: Patrick Cantlay, Daniel Berger, Russell Knox, Nate Lashley y Tom Hoge, con 205 (-11).

Recordemos que el ex número uno del mundo estaba viviendo un horrible momento de forma hasta lo que ocurrió la semana pasada en Scottsdale, que lo tuvo al borde de salir de los 100 primeros del OWGR. No consigue un título desde su histórica conquista del Abierto británico 2017 (uno de sus tres majors diferentes), por lo que mañana puede ser una oportunidad única para revivir su carrera.

“Es muy bueno (estar primero)”, dijo el estadounidense luego de una jornada tan difícil. “Sentí muchos nervios durante la ronda, fue muy duro y veremos qué pasa mañana. Pero creo que me sentí cómodo con eso, siento que le estoy pegando a la pelota como si fueran cuatro años atrás y eso es muy bueno para mí. Tengo que tomar las chances que tenga el domingo”, indicó.

 

crojas