junio 6, 2021

(0) Comentarios



MaloRegularBuenoExcelenteExtraordinario (Votos totales 0)
Loading ... Loading ...

Por su parte, el mexicano Carlos Ortiz (29° en la FedEx Cup), el único latino que superó el corte clasificatorio en este Memorial, no encontró sus mejores sensaciones y salió de los primeros de la clasificación luego de un 75 (+3) este domingo. De esta manera, el campeón del Houston Open 2020 igualó la casilla 16° de la tabla con 286 tiros (-2).

Tomado de: www.tudiscovery.com/golf-channel-latin-america

Patrick Cantlay: Getty Images

El estadounidense conquistó el torneo de Jack Nicklaus y es el nuevo líder de la FedEx Cup.

El Memorial Tournament en Muirfield Village quedó marcado por el positivo al COVID-19 de Jon Rahm, quien era el líder del torneo por seis golpes de ventaja tras el término de la tercera ronda. Al español le avisaron del resultado del test cuando dejaba el green del hoyo 18 y de inmediato quedó fuera del certamen por los estrictos protocolos del PGA Tour y eso condicionó todo lo que pasó este domingo.

En esta jornada, el que celebró el local Patrick Cantlay, quien se llevó la victoria en un desempate sobre Collin Morikawa, a quien batió en el primer hoyo del playoff en Muirfield Village Golf Club. El ahora número uno de la FedEx Cup logró el birdie para superar al campeón del PGA Championship 2020 en una definición emotiva, pero que no tuvo el sabor de otras por lo ocurrido con el vasco.

Cantlay y Morikawa terminaron el torneo con un score total de 275 golpes (-13), superando por dos al estadounidense Scottie Scheffler (-11), quien estuvo en la cima en buena parte de la jornada, pero que no pudo sostenerse en Dublin, Ohio. Cabe mencionar que Rahm había finalizado los primeros 54 hoyos con -18.

Recordemos que Cantlay había el Memorial hace dos años y ahora tiene dos coronas en tres temporadas en la casa de Jack Nicklaus, mientras que Morikawa venía de conseguir el Workday Charity Open del año pasado, que también se jugó en Muirfield Village, en un desempate con Justin Thomas.

«Es una situación muy extraña y desafortunada», dijo Cantlay luego de su triunfo, recordando lo que pasó con Rahm. «Todos sabemos que si él hubiese jugado hoy, todo esto sería diferente, pero eso no ocurrió. Nada se puede cambiar y no puedo hacer nada», dijo.

Además, el monarca en la casa del «Oso Dorado» añadió que «traté de hacer lo mejor hoy, olvidarme de lo que ocurrió (con Rahm) y mantenerme concentrado, creo que lo hice. Fue muy parecido a lo de hace dos años, pegué buenos tiros y me mantuve firme hasta el final».  (Golf Channel)

crojas