enero 9, 2022

(0) Comentarios



MaloRegularBuenoExcelenteExtraordinario (Votos totales 0)
Loading ... Loading ...

Sin duda, el Moving Day en Kapalua tuvo de todo por parte de los mejores jugadores del mundo.

Tomado de: www.tudiscovery.com/golf-channel-latin-america

Jon Rahm: Getty Images

Probablemente, muchos fanáticos esperaban que la acción de este sábado en el Sentry Tournament of Champions tuviera algo más de dificultad para los 38 jugadores que viajaron a Kapalua para enfrentar el primer torneo del 2022 en el PGA Tour, pero nada de eso sucedió.

Nuevamente, los mejores golfistas del mundo demostraron toda su condición y se impusieron al campo, logrando que los scores fueran bastante bajos y positivos por tercer día consecutivo. Específicamente, dos jugadores lograron romper el récord histórico que ostentaba la cancha hasta el viernes.

Jon Rahm, actual número uno del Ranking Mundial, salió con el objetivo claro de poder alcanzar a Cameron Smith (33°), quien lideraba cómodamente al momento de iniciar la acción en esta jornada. El español firmó una memorable tarjeta de 61 impactos (-12) tras anotar un águila, once birdies y solo un bogey durante este sábado.

Ese registro, similar a lo hecho más temprano por Justin Thomas (32° en la FedEx Cup), se transformó en el nuevo score más bajo que se ha registrado en The Plantation Course. De esa forma, Rahm logró alcanzar los 193 tiros (-26) junto a Smith y este domingo lucharán golpe a golpe por la primera corona del año.

Para la definición en la última ronda, habrá que considerar que se puede llegar a superar el récord absoluto de score bajo par en la historia del PGA Tour, cifra que alcanza los -31 en un torneo. Claramente, Rahm y Smith podrían igualar o mejor aún, superar la marca en caso de repetir su actuación el domingo.

Al final la actividad en el Moving Day, el español y el australiano se saludaron de forma amistosa, anticipando que la batalla de los últimos 18 hoyos será épica, tal como han sido los últimos enfrentamientos en el Torneo de Campeones.

Sin ir más lejos, el año pasado, Joaquín Niemann cedió el título en un apretado desempate contra el estadounidense Harris English, por lo que el mejor golf del mundo de seguro se presentará otra vez en la jornada final.

Por otra parte, Abraham Ancer (63° en la Orden de Mérito) no pudo mejorar posiciones en el tablero y tras entregar un registro de 71 pegadas (-2), quedó en la posición 34° con un score acumulado de 212 tiros (-7) en Hawaii.

El mexicano completó una jornada bastante regular, con tan solo tres birdies y un bogey en su recorrido por The Plantation Course. Este domingo, Ancer tendrá una nueva oportunidad de mejorar su rendimiento y así poder ascender más posiciones en el tablero del TOC.

crojas