enero 12, 2021

(0) Comentarios



MaloRegularBuenoExcelenteExtraordinario (Votos totales 0)
Loading ... Loading ...

Enrique Soto.   ten-golf

 Decir que, en el swing de golf, es muy importante cambiar el peso de un lado a otro del cuerpo a través del impacto. Es probable, además, que se lo hayan dicho o lo haya escuchado cuando usted u otra persona pega varias veces al suelo antes que a la bola. Es una expresión muy utilizada y que se ha considerado indiscutible durante décadas. ¿Pero es verdad? ¿Necesitamos realmente “cambiar el peso” para pegar bien a la bola? 

 soto1

Seguro que en alguna revista ha visto una imagen como ésta, en la que indica el porcentaje de peso que tiene que haber repartido entre “un lado y otro” de su cuerpo (como si se pudiera dividir). Pues bien, este esquema que ve aquí arriba no responde a la realidad de lo que sucede con su peso a lo largo del swing de golf. Vamos, ni con el suyo ni con el del señor de la foto. Y la razón reside en un concepto llamado centro de masa (CoM, center of mass en inglés).

 

¿Necesitamos realmente “cambiar el peso” para pegar bien a la bola?

 

El centro de masa de su cuerpo (y perdonen la exactitud de la definición) es el punto donde se acumula la mayor parte de la materia que lo compone. En el cuerpo humano, incluso en el de alguien que tenga unos brazos o piernas desproporcionados, está cerca del centro del cuerpo, algo por encima de la pelvis. Si vuelve ahora al señor de la imagen anterior, ¿ve que cambie ese centro de masa radicalmente desde el tope del backswing al final? Exactamente: no. Y mucho menos como para pasar de un 80% a un 95% entre ambas etapas.

 

Lo que sí cambia a lo largo del swing de golf, y es donde los porcentajes de la imagen anterior cobran algo de sentido, es cuando se habla de centro de presión (CoP, center of pressure en inglés). El centro de presión es la proyección del centro de masa en el suelo, y este sí varía considerablemente a lo largo del swing de golf. Y me dirán, Enrique, ¿por qué narices me va a importar a mí esto? Pues verá: a través de cómo transfiere usted la presión a lo largo del swing podemos saber, en algunos casos, que patrón de vuelo sigue la mayoría de sus golpes.

 

Cuando usted se mueve en el swing de golf tiene que empujar hacia abajo, hacia el suelo, y el suelo le devuelve exactamente la misma fuerza en la dirección opuesta. O como enunció en su día Newton en su tercera ley: “A cada acción siempre se opone una reacción igual”. Esto es lo que le permite andar o pegarle a la bolita blanca. Mire qué sucede cuando se quita el suelo de la ecuación o se añaden otros factores a la misma:

 

A través de cómo transfiere usted la presión a lo largo del swing podemos saber, en algunos casos, que patrón de vuelo sigue la mayoría de sus golpes

admin