Pensar en Golf… y sin hablar.

 

Marcelo H Barba

Mientras jugamos, probablemente hacemos cosas que son incompatibles con las metas que nos fijamos. ¿Verdad…?

648175-viejo-golfista-que-empuja-su-carrito-cuesta-arriba

Esto es cuando queremos jugar bien y tener un buen score, pero no somos consecuentes con nuestras actitudes ni contribuimos mínimamente para que podamos lograr nuestro objetivo. Leer más …

Publicado: 19 enero, 2021 - Por admin - Leer mas...


Quema esas fotos…!!

marcelo barba  mhbarba@gmail.com

Pensé que debería encontrar una explicación lógica para deducir definitivamente que pasaba con ese hoyo en particular, dado que por algún motivo, antes de jugarlo ya intuía que me iría mal, como siempre…

Cada vez que lo enfrentaba terminaba en el agua ó sumando golpes; rematándolo en doble boggie como mínimo. De alguna forma había grabado en mi mente un video que reproducía fielmente una serie de errores -inesperados- que me desconcertaban.

Analicé cada punto. Lo estudié con objetividad para descubrir si se trataba de un hechizo brujo ó de mi ‘mala predisposición’… y recién ahí me acerqué un poco a la respuesta.

Después de asesorarme más, llegué a la conclusión que ese “efecto-brujo” es Mental. Que les pasa a otros golfistas también, que sin ninguna explicación aparente llegan a un determinado lugar (siempre es el mismo hoyo) y cumplen con su “Profecía Auto Cumplida…” Leer más …

Publicado: 5 enero, 2021 - Por admin - Leer mas...


Consideraciones sobre elementos de Golf (¿por qué los usas…?)

 

Marcelo H. Barba

Si, reglamentariamente sabemos que no podemos cargar más de 14 palos en nuestra bolsa, pero la realidad es que llevamos esa cantidad sin haber estado convencidos de utilizarlos, es más, si pudiéramos llevaríamos 30 !!

Unknown

Creo que hasta podríamos comparar la bolsa de palos con una buena y completa caja de herramientas.

Para quienes gustan este tipo de elementos (me encantan las herramientas), al ingresar a algún ‘súper’ del tipo Walmart por Ej., en el sector de ferretería no puedo dejar de ilusionarme con los materiales exhibidos. Si pudiera me llevaría hasta una sierra para árboles…

Si pienso en las mujeres, creo acercarme con un modelo similar observando la bolsa (la cartera que utiliza para salir a la calle) de mi propia esposa, que no está lejos de parecerse a una caja de herramientas. Diría que asombraría al mejor mago del planeta cuando comience a sacar uno a uno los elementos que guarda… y obviamente, todos clasifican como ‘vitales’… e imposibles de no llevarlos consigo.

Con nuestra bolsa de palos, pasa algo parecido. Si mirásemos detenidamente el estado de los ‘grips’ (empuñaduras) de cada palo, notaríamos que algunos tienen la apariencia de no haber sido utilizados desde que los compramos. Díganme si acaso el grip del sand presenta el mismo desgaste que el del hierro 3… Fíjense el estado de las caras y sus estrías.

Para mí la respuesta a esta ‘exageración’, si me permiten el eufemismo, pasa por otro lado. Cuando queremos imitar a los grandes profesionales en sus estilos, en su perfección, en su juego en general… y no podemos; sin embargo nos resultará más fácil emularlos, adquiriendo las mismas marcas y elementos que ellos.

Más allá de ser una cuestión de márketing (inyectado a nuestra mente con miles de horas de campañas televisivas, revistas, etc.) existe una cuota personal de imitación –inconsciente- que hace que, quien se considere ‘golfista’ y además desee que lo identifiquen como tal, deberá parecerse con el mismo atuendo y elementos que transporta un verdadero ‘Sr. Golfista’; es decir, en sus ropas, zapatos, guantes, gorras y por supuesto en una bolsa con 14 palos… de ser posible de la misma marca y modelo.

No olvidemos que, en cierta medida, el Golf además de considerarse una verdadera disciplina, no deja de ser un hermoso y divertido “juego” y como tal, enciende nuestro natural perfil lúdico.

Esto nos retrotrae a nuestra infancia; donde para serlo también había que parecerlo… Es decir, cuando jugábamos a los Cowboys deberíamos tener como mínimo, un sombrero de Cowboy, algún revólver en la cintura y de ser posible un par de botas… del mismo modo que, quien oficiase de indio, debería tener todo su aspecto con pluma, arco y flechas.

Entonces, si ‘jugamos’ a ser golfistas, ¿cómo no vamos a tener todo eso que tiene un Golfista profesional de la tele…? Además de serlo deberemos parecernos. Funciona así.

Tuve la fortuna de ver la película de Severiano Ballesteros (“Seve”) que a modo de crónica, nos muestra la historia de este maravilloso Golfista desde su etapa de niño campesino, amante del Golf desde su adolescencia, viviendo en un seno familiar austero, donde cada cual se ganaba el sustento duramente. Seve, tuvo siempre la esperanza de ser jugador y Campeón. Muestran cómo comenzó su grandiosa experiencia usando su único y primer palo, un hierro 3 armado por él mismo, con una cabeza real que le regaló uno de sus hermanos y una vara de madera que Seve le ató a la misma. Ese único elemento le sirvió tanto para el fairway, como para los bunkers, las salidas y los approaches…  Algo que a mi juicio deberían ver todos los amantes de este deporte.

En otra oportunidad asistí en un club, a una charla para jóvenes golfistas que impartía el Maestro Roberto De Vicenzo. Me ‘filtré…’entre los chicos que escuchaban al Maestro que les decía cómo con un hierro 3 (precisamente), modificando el stance y el tipo de swing- se podía dejar a la pelota muy cerca de las banderas de 20, 50 y 100 metros. Les hablaba de la confianza que uno en definitiva genera con sus palos y de la mucha práctica. Decía que se podría recorrer todo un campo de Golf utilizando exclusivamente un hierro 7, por Ej., inclusive para usarlo desde la arena.

No me considero trasgresor pero sí un profundo cuestionador, trato de encontrarle las explicaciones (que puedo) a cada situación, como por ej., al ridículo uso que se le da al guante en la mano que toma al palo.

Créanme que es un elemento absolutamente innecesario para ‘nuestro nivel’ de golfistas, ya que nace y se utiliza en los niveles donde se practica diariamente (más de 4 horas diarias), se compite semanal o mensualmente y se trata de evitar callosidades o durezas incómodas para obtener la mejor sensibilidad a la hora de ser precisos. Eso también explica el motivo por el que los profesionales se quitan el guante cuando utilizan su putter sobre el green…

Cuando señalé ‘nuestro nivel’ de golfistas, me referí al segmento de amateurs al que pertenecemos, que muy rara vez (nunca) practicamos más de 4 horas cada día, ni tampoco intervenimos en torneos como los profesionales. Pero más allá de eso, no se nos debe escapar del análisis, el swing y las velocidades que imprimen los ‘Pro’ en cada uno de sus golpes, respecto de los amateurs; mientras que el 90% de los jugadores de ‘nuestro nivel’ raramente supera una velocidad de swing de 60/70 MPH (Millas por Hora), el de los profesionales ronda y a veces supera los 120 mph.

Como ejemplo, menciono con orgullo a un gran exponente sudamericano, Jhonattan Vegas, que registró la velocidad más rápida de cabeza del palo, con un golpe a 134.33 Mph (medido por computadora). Imagínense cómo le quedarían sus manos luego de horas y horas de práctica, si no utilizase alguna protección para sus palmas…

Sin embargo… todos los amateurs (lejos de llegar a igualar semejante potencia y velocidad) utilizamos el inexorable guante, muy especial, vistoso, de colores, con alguna publicidad y por supuesto, costoso…

Voy a ser aún más incisivo (pidiendo disculpas anticipadas a las conocidas marcas de palos de Golf):

Todos hemos adquirido nuestro equipo (me refiero a los hierros y maderas) ya sea que fueran usados o nuevos, fuimos a una tienda, elegimos dentro de nuestros presupuestos a las mejores marcas (obvio no cualquier marca, sino aquellas que usan los profesionales) compramos orgullosos nuestros palos y los cargamos en una bolsa: Al rato salimos al campo con la mejor expresión de felicidad… por sentir que ya pertenecíamos.

A la hora de comprar los palos, casi ninguno de los amateurs que conozco (me incluyo en mis primeras experiencias) tuvo la mínima precaución de probar e intentar otras opciones más ‘adecuadas’ a nuestro cuerpo, altura, swing, etc. Compramos elementos ‘estándares’ que obviamente también son aptos para Carlos, Sergio, Juancito y fulanito, como si se tratara de una prenda de vestir de talla “Medium”.

No obstante, como dije en otra nota reciente, referida a la Maduración de nuestro juego y a las exigencias que nosotros mismos nos iríamos proponiendo con el tiempo, a medida que alcanzáramos cierto nivel de experiencia, comenzaríamos a notar que no todo es lo mismo ni igual… que nos haría falta ‘algo más’ que nos ayudase a ajustar técnicas y habilidades. Un fitting, por Ej.

Recién después de atravesar por un proceso de fitting completo, con una guía y orientación profesional con cada elemento a testear, estaríamos en condiciones de elegir cuál sería la mejor varilla en función a nuestra velocidad de swing, para que cada uno de los palos que utilizamos en el campo rinda al máximo. Cuál debería ser el mejor loft para nuestras maderas y si realmente necesitaremos cargar por Ej., con un hierro 3 o un híbrido. Todo eso… sin siquiera hablar de marcas o modelos en particular.

Cuando miremos nuevamente dentro de nuestra bolsa de palos, qué cosas llevamos y para qué las utilizamos… así como cuando nos pongamos el infaltable guante en alguna de nuestras manos, o determinado gorro sobre nuestra cabeza, si es que no cobramos ningún dinero por publicidad, pensemos un minuto en esto que les digo aquí: en el real motivo y justificación de su uso. De la misma forma que cuando queramos sacarle mucho rendimiento a los palos ‘comerciales’ que alguna vez compramos y no podamos sino a través de un análisis de fitting.

Tal vez estemos intentando usar un martillo para ajustar un tornillo y nadie nos advirtió que no es la herramienta adecuada, o probablemente, nuestro físico haya sufrido algunos cambios con el tiempo (la edad, la disminución de  potencia) y por fin necesitemos ajustar la dureza de las varas y recurrir a un cambio muy positivo. Nunca es tarde.

Que disfruten del Golf entre amigos y siéntanse respaldados por las mejores marcas…!!

Hasta la próxima.

Marcelo H. Barba

Publicado: 2 diciembre, 2020 - Por admin - Leer mas...


Y todo por no marcar la bola…

Marcelo H. Barba

La simple acción de hacerle una pequeña marca a la pelota que usamos para el juego, más allá de las que trae de origen, es una medida inteligente que nos ahorrará discusiones, multas, eventuales errores y enojos con otros compañeros de juego.

Screen Shot 2017-09-11 at 8.59.19 AM

 

Ej.: Tira Roberto…, tira Juan… y hace lo propio Alfredo… Todos salen caminando para encontrarse con su propia pelota y realizar sus segundos tiros, pero como también juega la casualidad, tanto Roberto como Alfredo van a parar al mismo sitio, digamos que sendas pelotas (blancas, esféricas, de la misma marca y sin ninguna identificación especial que las distinga) están ahí, separadas por escasos centímetros una de la otra.

Aquí aparecerán algunos escenarios interesantes para analizar:

a)     Que alguno o ninguno recuerde con qué pelota jugaba… con lo cual, posiblemente nadie se pondrá de acuerdo con la propiedad de cada esfera. Habrá que tener paciencia y hacer de cuenta que cada cual perdió su pelota, retroceder hasta el sitio donde se ejecutaron los tiros y volver a impactarlas sumando la multa correspondiente que indican las reglas para estos casos y para cada jugador.

b)     Que alguno reconozca como propia a una de las pelotas encontradas, pero el otro no… con lo cual vale lo indicado arriba pero sólo para uno de los golfistas.

c)     Que ante la imposibilidad de identificar fehacientemente la pelota encontrada se genere una discusión –intransigente-, se atrase el juego y se deba recurrir a una ayuda externa que indique una salida más formal al inconveniente.

Para estos casos, para tratar de demostrar la propiedad de una pelota con algún ‘antecedente’… se me ocurre demostrarlo por la vía de la confianza, es decir, si compramos una caja o tubo de 3 pelotas, podríamos exponer que la no identificada formaría parte del trío que adquirimos, ya que por su estado, marca y número coincidiría con las otras dos pelotas que aún resguardamos, con lo cual, por esta vía ‘podríamos’ demostrar –lo digo potencialmente- el origen de la esfera, aunque todo será relativo y como suele suceder con el Golf, siempre dependerá del grado de honestidad del propio jugador.

Ahora bien, si ambas pelotas en disputa no se pueden identificar ni diferenciar, la cosa es de rigor para ambos jugadores y habrá que aplicar las Reglas 12-2 y 27-1, considerando a ambas pelotas perdidas. Aun así, cuidado cuando la pelota se encuentra medio enterrada en el rough o con dificultades para observarla, porque habiendo anunciado previamente la intención de identificarla (a su compañero, marcador o co-competidor) y la misma se toca y/o se rota; el jugador que lo haga incurrirá en una penalidad por tocar la pelota de manera distinta a como lo establecen las Reglas (Regla 18-2a), salvo que previamente hubiera marcado su posición.

Según las Reglas 12-2 y 20-1, la pelota puede levantarse -o tocarse y rotarse- con el propósito de identificarla, pero después de marcar su posición. Si el jugador hubiera marcado la posición antes de rotarla, no habría penalidad, suponiendo que la pelota al rotarla no se hubiera limpiado más de lo necesario para identificarla.

A este punto, queda claro que hacerle una marca de identificación a nuestra pelota, terminará siendo un gran negocio para todos, especialmente para nuestro propio score…

Finamente sólo me queda proponerles buena creatividad, para elegir y colocar una marca las ‘esferas’ que identificarán como propias… y como siempre, desearles suerte en su próximo encuentro.

Hasta la próxima.

Marcelo H. Barba

 

 

Publicado: 26 noviembre, 2020 - Por admin - Leer mas...


Hice lo que pude… Dedicado a las Chicas

 

 Marcelo H. Barba

Después de explicaciones, idas, venidas, profesores… e instrucciones, no me quedó otra que abdicar en mi intento de convencerla para que jugásemos juntos.

chica

En realidad hice un esfuerzo y hasta conseguí un buen profe, pero como a mi esposa no le atraía el Golf era casi imposible persuadirla, sobre todo, por lo que significaba su decisión en términos de compromisos horarios, de prácticas y algunos cambios de hábitos (alejarse un poco de sus amigas precisamente los fines de semana, cuando podíamos dedicarle horas a la práctica y al juego).  Leer más …

Publicado: 17 noviembre, 2020 - Por admin - Leer mas...


¿ Porqué hace así mi bola?

PAOLO GIOFFRE

Muchos se pregunatan el porque las bolas toman direcciones no deseadas y en caso de los profesionales como ellos logran controlar sus tiros. Vamos a dar algunas definiciones y correcciónes de los tipos de golpes que llevan la bola a sitios deseados y no deseados.

Para muchos jugadores conseguir un golpe recto es algo que sucede en muy extrañas ocasiones. Leves fallos en el swing pueden provocar que la bola gire leve o bruscamente a la izquierda o a la derecha en el aire.

Los golfistas profesionales aprenden no solo a realizar un golpe recto sino que también son capaces de controlar el vuelo de la bola para su ventaja según las condiciones del hoyo.

Vamos a intentar ver por qué la bola está tomando una determinada trayectoria y cómo corregirla. Leer más …

Publicado: 3 noviembre, 2020 - Por admin - Leer mas...


La magia del entrenamiento

Siempre fue un misterio saber como se las arreglaba nuestro sistema de memoria, el de los movimientos aprendidos, para mantener y mejorar su desempeño cotidiano. Me refiero a las destrezas logradas como, manejar un automóvil o simplemente ejercitarse saltando la soga. Ni que decir del cirujano de alta complejidad que realiza una intervención quirúrgica o el deportista avezado, que practica un deporte que domina por haberlo entrenado acabadamente.
??????????

En uno de mis trabajos incluido en el libro “La mente al servicio del golf” digo: “A jugar se aprende mirando, tomando clase e imitando. La diferencia está en cuanto hacemos de cada cosa y como lo interpretamos. Si seleccionamos un grupo de personas a quien se les enseña un mismo tema, con el mismo profesor, comprobaremos que existen varias interpretaciones y como consecuencia también diversos resultados. Se debe a que la mente procesa de distinta manera lo aprendido. Cada uno lo hace como puede.

Para hacer un swing primero debemos entender como se hace, segundo crear una imagen mental del movimiento, tercero pensar en como llevarlo a cabo y cuarto ejecutarlo. Estas etapas se las puede hacer, como decía mas arriba, mirando tomando clase e imitando. Luego que se lo haya logrado, comenzará la práctica para hacerlo siempre de la misma manera, aunque que con pequeñas variantes, por que la precisión no forma parte de nuestros movimientos y cada uno posee su propia idiosincrasia”

Lo bien aprendido lo mantenemos y lo mejoramos con el entrenamiento. Pero aquí surge la pregunta. ¿Por qué mejora el entrenamiento? Al hacerlo tratamos de ajustar la técnica sin modificar lo básico, es decir, repitiendo siempre el mismo swing. Buscamos que los tiros nos den la facilidad, potencia y precisión. Sabemos que de efectuarlo correctamente lograremos nuestro objetivo. La mejoría se explicaba por una ley fisiológica que dice: Una acción mejora a medida que se la repite. No obstante quedaba algo en la penumbra.

Publicado: 30 octubre, 2020 - Por admin - Leer mas...


Jugar bajo la lluvia. 10 consejos

elperiodigolf

 

Jugar bajo la lluvia es algo que, sobre todo, en los países anglosajones y en el norte de Europa es muy normal. Lo raro para ellos es jugar con sol y buen tiempo. Donde tenemos mejores climas, nos planteamos diez buenos consejos para disfrutar del golf mientas nos cae un aguacero encima.

Muchos aficionados al golf, sobre todo aquellos que llevan jugando mucho tiempo, no quieren saber nada del agua. Si llueve antes de salir a jugar ni siquiera se plantean colocarse en el tee del 1. En cambio, para los que están empezando, aquellos que todavía tienen la enfermedad del golf corriendo por sus venas en plena ebullición, la lluvia es otro aditamento más para disfrutar de este curioso deporte que, no lo olvidemos, fue inventado por los ingleses, personas que vieven bajo la lluvia practicamente durante toda su vida. Leer más …

Publicado: 28 octubre, 2020 - Por admin - Leer mas...


El otro yo del Sr. Golfista…

Marcelo H. Barba.

 

Todo se inició cuando “Jaure”, un amigo de nuestra tradicional línea de juego, hizo un comentario sobre el nivel de hipocresía que se observa en el Golf… Me dijo: ¿por qué no escribes algo sobre este tema…?

367168_m16
Lo miramos sorprendidos pero enseguida entendimos a qué se refería, es decir, a los falsos ‘piropos’ que normalmente nos propinamos los unos a otros cada vez que ejecutamos un tiro… ¿Somos sinceros…?
Allí mismo comenzó un divertido diálogo y nos imaginamos algunas frases célebres que intentamos traducir desde ‘el otro yo’ del hipócrita, festejando cada ocurrencia y pensando una larga lista de situaciones típicas.

Leer más …

Publicado: 15 octubre, 2020 - Por admin - Leer mas...


Putts Largos. La Estrategia

Mateo Melgar Ochoa

En los putt largos, la estrategia es centrar la atención en el control de la distancia.

 

Veamos 3 ejercicios para afilar el toque en los putts largos:

 

Escalera con gap. Coloca un tee y una bola a 9, 12, 15 y 18 yardas de un hoyo. Coloca un bastón en el suelo una yarda después del hoyo. El objetivo es dejar la bola en el área segura entre el hoyo y el bastón.

El orden de tiro puede ser ascendente o descendente.

 

3 toques. Coloca 3 bolas en alguna de las distancias del ejercicio anterior. Potea las bolas dejando una larga una yarda, dejando una a la altura y dejando una corta una yarda.

 

Alternando velocidad. Colócate en un desnivel de un green. Potea alternando un putt hacia arriba y uno hacia abajo.

 

Publicado: 13 octubre, 2020 - Por admin - Leer mas...


Cargando...

Cargando...

Regístrate





Inscríbase aquí | ¿Olvidó su clave?

Inscríbase




Llene los datos, seguidamente se enviará usuario y clave a su correo.
Entrar | ¿Olvidó su clave?

Recuperar password




Complete los datos, un correo con su clave llegará a su buzón.
Entrar | Registrese

Tip tiro de bunker en fairway

tiro del dia

campos y juego en españa

El número de campos de golf federados en España, a 1 de enero de 2009, es de 380, 21 más que en 2008, un incremento significativo si se tiene en cuenta que multiplica por dos la media registrada hasta este momento, cifrada aproximadamente entorno a diez nuevos campos al año en el último decenio


En este tipo de campos se encuentran federadas 39.326 personas, que suponen el 11,8 por ciento del total de licencias en España, cifrada en 333.818 a primero de año 2009, cimentando con ello el espectacular proceso de popularización experimentado por el golf en los últimos años.


Ver Más...

Tip: Iniciandose en el Golf

La mayoría de las personas que se inician en el golf, como ocurre en cualquier otra actividad, lo hacen porque un amigo o conocido les introduce en el juego.

Si éste no es su caso, intente localizar a ese amigo. Lo disfrutará. Y si no conoce a nadie, no se preocupe. El golf es un deporte que está pensado de forma que personas de muy diferente nivel de juego puedan competir entre ellas en igualdad de condiciones. Es también un deporte en que uno solo puede acercarse a un campo y unirse a otra partida de hasta tres jugadores (porque los partidos son de un máximo de cuatro jugadores), lo que incita a que hablando durante el juego se conozca a otras personas y se establezcan nuevas amistades.

Ver Más...

videos espn

Vea los ultimos videos de ESPN sobre GOLF.

Vea lo mejor del golf en el 2008



Ver Videos ESPN

Cosas celestiales del golf

Dios tambien juega al golf, video jocoso



Ver Video...

Contáctenos

Si desea enviar alguna sugerencia o comentario has click aquí

El Secreto no esta en las muñecas

Científicos británicos han descubierto que la acción de la muñeca no juega un papel importante a la hora de realizar un perfecto 'swing' de golf tras comprobar que la clave para alcanzar una gran distancia en los golpes se encuentra en el cuándo y el cómo se distribuye la fuerza durante la ejecución

La investigación publicada en el 'Proceedings' de la Royal Society, el ingeniero de la Universidad de Surrey Robin Sharp basa sus conclusiones en un modelo por ordenador en el que el golfista utiliza tres puntos de rotación: los hombros en relación a la columna, los brazos en relación a los hombros, y las muñecas con respecto a los brazos.

Ver Más...

entrevista. pedro rodriguez, catalan

EMILIO PÉREZ DE ROZAS


El que hace trampas en el juego, hace trampas en la vida


--Para que se haga cargo del tipo de entrevista: el golf es el único deporte en el que te espera la pelota. ¿Me lo puede explicar?

--Perdón, ¿usted lo ha probado? ¿Ha sentido la tentación de probarlo?



--No, ni la sentiré, estoy seguro.

--Entonces le voy a disculpar ese juicio porque, si no lo ha probado, comprendo que hable así del golf. Y, siguiendo con su broma, le diré que la pelota, no solo te espera, sino que se está quieta mientras la golpeas. Si quiere le doy algunos motivos por los que el golf es un deporte único.

Ver Más...

mantenga sus ojos en el hoyo

Una forma de eliminar la tendencia a estar demasiado pendiente de la bola mientras hacemos el golpe con el putter es mantener la vista en el hoyo en el momento del golpe. Al hacer esto, la atención esta en el hoyo en vez de la bola o el putter, lo que producirá un golpe menos mecánico y más suave. Asuma su postura normal para jugar el putt y aseguresé que su putrer esta alineado en forma correcta hacia el hoyo antes de iniciar el golpe. Ahora, mire al hoyo y mantenga sus hojos en él. Luego, ejecute el golpe. Antes, piense en que tan fuerte debe golpear la bola para que viaje la distancia correcta. Intentelo un par de veces. Seguramente mejorará sus problemas con el putter.

cheap Kamagra Oral Jelly Generic Priligy Online